El origen del Rastro o mercadillo



El rastro, cuentan que tiene su origen en el reguero de sangre que dejaban los animales sacrificados en el matadero municipal de Madrid, inaugurado aproximadamente en 1497, antes que los caminos fueran llamados calles, los chamizos, casas y las manzanas, barriadas que no barrios, en este caso bajos por eso del nivel económico.

Desde Embajadores, con su nada aristocrático renombre a la puerta de Toledo, se transitaba, decían por las repugnantes barriadas del Rastro y San Francisco, llegando un poquito más arriba a la plaza de la Cebada, donde permanecía el innoble patíbulo, para escarmiento de vagabundos y rateros.

Curiosamente del que es hoy, lugar de trapicheo, comercio y paseo dominical, cuentan que proviene la palabra gilipollas,resulta que gili al parecer deriva del gitano español jili, que indica inocente o cándido, si bien también tiene connotaciones de frío o fresco.

Actualmente hablar de gilipollas, es referirse a persona presumida, petulante, vacía, presuntuosa, impertinente, vanidosa, frívola, engreída, hueca, soberbia, arrogante, pedante y arrogante.

Comentarios

fernando ha dicho que…
Muy bueno. Lo de gilipollas es genial ;)

un abrazo,.
Miguel ha dicho que…
Lo de gili tiene tiempo pero lo de pollas si que es más actual.

Entradas populares